Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 




VILAFLOR DE CHASNA, municipio y ayuntamiento

  Alojamientos Alojamientos Restaurantes Restaurantes Direcciones de interés Direcciones de Interés Localización en Google Maps Localización


El municipio de Vilaflor de Chasna se encuentra situado en la isla de Tenerife, provincia de Santa Cruz de Tenerife. Tiene el honor de ser el municipio más alto de España (1.500 m.) y destaca por su aire puro y un clima muy saludable.


La economía se basa en la agricultura -papas (patata), miel, almendras, higos y viñedos (400 Ha.)-, la ganadería -cabras- y el turismo. En la agricultura destaca el cultivo de productos ecológicos.


El turismo no es masivo como en la costa. Es un turismo más selecto, de montaña, basado en el disfrute del paisaje, el arte, la cultura, las fiestas llenas de tradiciones, la compra de artesanía, la práctica de deportes al aire libre -bicicleta de montaña, parapente, escalada, acampada- y el disfrute de la gastronomía. Abundan las casas rurales y los hoteles, en permanente contacto con la naturaleza. Uno de los encantos naturales son las aguas, muchas de ellas con propiedades minero-medicinales.


Tenerife, Corona Forestal


Parte del término municipal pertenece all Parque Natural de Corona Forestal. Este parque rodea a otro, conocido como Parque Nacional del Teide, y dentro de este último y ocupando la parte más alta se encuentra el Monumento Nacional del Teide.


Los amantes del senderismo se van a encontrar con numerosos senderos que recorren el término municipal para así poder disfrutar de la flora, la fauna y los paisajes. Antiguamente eran utilizados por los guanches para llevar sus rebaños de cabras a las cañadas en el verano donde había mejores pastos.


Así el camino de Las Lajas nos lleva al corazón de la Corona Forestal; el de La Escalona nos conduce a través del paisaje protegido de Ifonche; el de Jama nos lleva a través del paisaje rural de Vilaflor, hasta Jana al sur del municipio; el de Las Martelas recorre el Monumento Natural de Montaña Colorada.


Siguiendo estos caminos accederemos a las siguientes reservas naturales: Parque Nacional del Teide, el Parque Natural de Corona Forestal, el Paraje Natural de interés nacional de Montaña de Las Coloradas, el Paraje protegido de Ifonche o el pinar de Vilaflor con pino canario.


Estamos en el reino del pino. Grandes bosques de pinos cubren este municipio, la mayoría naturales. Además del valor forestal tienen un gran valor ecológico. Hay pinos de gran porte de más de 50 años. Por encima de Vilaflor podemos ver dos enormes pinos cuyo tronco supera el metro de diámetro. La mayor parte de los pinares están protegidos.


Este ecosistema de pino canario atesora una importante flora y fauna -pinzón azul, el pico picapinos, el gavilán, ratonero común, cernícalo, tórtola, mosquitero común, cuervo, pinzón vulgar canario-, con un alto grado de endemicidad.


El Ayuntamiento de Vilaflor de Chasna tiene 1.843 habitantes. La localidad de Vilaflor se encuentra situada en un pequeño valle, que lo protege de los fuertes vientos. Al estar orientado al sur el cielo tiene una gran claridad. Se pueden observar gran cantidad de estrellas, entre las que destacan la Acruc y la Eta Carinae (situada a 8.000 años luz).


Vilaflor de Chasna


Los habitantes conservan muy bien las tradiciones culturales heredadas. Es uno de los lugares más tradicionales de Tenerife.


Para poder disfrutar de la arquitectura lo mejor es pasear por sus calles y plazas. Numerosas son las mansiones centenarias, lo que hace que el visitante se crea que está en los siglos XVII y XVIII. Los barrios más atractivos para el visitante son los de La Escalona, Jama e Ifonche.

Vilaflor de Chasna, Iglesia de San Pedro Apóstol.
El monumento religioso más importante es la Iglesia de San Pedro Apóstol, una de las iglesias más antiguas de la isla. Primero fue una modesta capilla levantada por la familia Soler en el siglo XVI. El otro monumento religioso es la Capilla de San Roque situada sobre una colina, desde la cual se tiene una magnifica panorámica de la población. También fue donada por la familia Soler.


La Casa de la familia Soler, fundadora del municipio, se encuentra junto a la Iglesia. Es un ejemplo de la arquitectura tradicional canaria del siglo XVII.

Vilaflor de Chasna
Justo detrás de la Iglesia de San Pedro Apóstol está la casa natal del Hermano Pedro -Beato Pedro de San José de Betancur-. Es el primer santo canario. Fue canonizado el 30 de julio de 2002. Nació el 21 de marzo de 1.626 y murió joven, a los 41 años, pero antes emigró a Guatemala y fundó la Orden Bethlemita, para ayudar a los más necesitados.


Los habitantes de este municipio siguen practicando labores artesanales como la fabricación de rosetas, son únicas en la isla de Tenerife, creadas sobre bases (piques) que una vez unidas forman los caminos de mesa o juegos de tocador.


Tras la conquista vino el reparto de las tierras entre los conquistadores. Así el capitán Pedro Soler se llevó las mejores. Estas ocupaban amplias zonas de Arona, San Miguel de Abona, Granadilla de Abona y por supuesto Vilaflor. En el año 1.602 crea la heredad de la hacienda de Chasna.


A lo largo de los siglos las gentes que habitaban estas tierras lucharon por los derechos sobre ellas y el agua. La historia de esta comarca está llena de conquistas, pillajes, expolios y disputas. Todo para conseguir una sociedad más justa.


El punto final es la muerte de don Alonso Chirino del Hoyo, séptimo Marqués de la Fuente de Las Palmas, y heredero de la finca de los Soler. Doce hombres enmascarados le dieron muerte el 17 de agosto de 1.840.


En la época guanche este territorio pertenecía al Menceyato (reino) de Abona.

 

Vilaflor de Chasna, fiestas y gastronomía


Como en todo el Archipiélago canario también en Vilaflor se celebran los Carnavales (febrero) y en él participa todo el mundo disfrazándose y recorriendo la localidad en una variopinta procesión.


La belleza, el buen gusto, la sensibilidad, la religiosidad y el cromatismo de los colores se unen para confeccionar alfombras en las calles de Vilaflor y así conmemorar el Corpus Christi. Cada año cambia de día, pero aproximadamente es a principios de junio o finales de mayo. Todo el mundo participa en Vilaflor para realizar estas alfombras de vida tan efímera. El Hermano Pedro llevó la costumbre y la elaboración a Guatemala y a partir de entonces en muchos lugares de América se elaboran para celebrar el Corpus Christi.


Vilaflor de ChasnaEn agosto se celebra la Fiesta Mayor Vilaflor de Chasna, participando muchos turistas. A finales de agosto tiene lugar la Romería de San Agustín y San Roque, en honor de estos dos santos que a la vez son patrones de Vilaflor.


Durante los festejos se ofrece a los visitantes muestras de cultura tradicional, deportes autóctonos como el juego del palo (heredado de los guanches), levantamiento de arados, bailes tradicionales y se comen platos típicos de la zona.


El 23 de junio, como en muchísimos lugares de España, también se celebra la festividad de San Juan. Se queman, en grandes hogueras, los muebles rotos y enseres viejos.


La última semana de junio se celebra la Romería de Ifonche. Una gran comida conocida como "la gran papada" une a los lugareños con los visitantes.


Vilaflor de Chasna, platos típicos.En Vilaflor se come muy bien, destacando la cocina tradicional. En los numerosos restaurantes se puede disfrutar de papas arrugadas, mojo picón, escaldón, conejo al salmorejo, pescado salado -tollos y bacalao-, puchero canario, carne de cabra, los quesos artesanales de leche de cabra y en repostería los rosquetes, tortas de almendra, mantecados, mimos y matrimonios. Todo acompañado por los buenos vinos blancos y tintos de la tierra.


Como se puede observar el culto al vino está muy arraigado en este municipio. Por ello el día de San Andrés (30 de noviembre) se celebra la apertura de las bodegas para degustar el vino nuevo. Los niños también participan, no en beber vino, sino en recorrer el pueblo cogiendo todo tipo de latas. Luego las engarzan unas a otras hasta construir una gigantesca alfombra de extraña forma es "el gran carro de San Andrés".


Suben el extraño artilugio a lo más alto del pueblo y lo tiran por las calles en cuesta y corren delante lo más rápido posible para no ser atrapados por semejante artilugio.


Esta tradición parece ser que tiene su origen en que antiguamente los vinateros tiraban las grandes cubas vacías por las empinadas calles para llevarlas al mar y lavarlas. Otra leyenda cuenta que el origen está en que San Andrés llegó un poco bebido y cargado con envases a una reunión de santos. Estos llevaban esperando desde el 1 de noviembre festividad de Todos los Santos.


El municipio de Vilaflor de Chasna forma parte de la zona de producción de un producto que sobresale por su calidad: el vino.


Denominación de Origen Protegida Abona

 




 

pie