Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 



Direcciones de interés Indicación Geografica Protegida TURRONES, PANADERÍA, DULCES y MIEL de España

Descripción | Vínculos | Reglamento | Empresas | Municipios | Localización
Vínculos del producto de la denominación I. G. P.:

 

La zona de elaboración y envasado de los turrones amparados por la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Turrón de Agramunt o Torró d’Agramunt estará constituida por el término municipal de Agramunt, en la comarca de L'Urgell, provincia de Lleida (Cataluña).

Torta Torró d'AgramuntHistoria del Turrón de Agramunt o Torró d'Agramunt.-

En el año 1741 se cita por primera vez la elaboración del Turrón de Agramunt. Tiene lugar en unas cartas de una familia noble de la localidad, la familia Siscar. Estas cartas las conserva el Ayuntamiento de Agramunt en el archivo histórico municipal.

En estas cartas se habla de los oficios que tienen los habitantes de Agramunt y parece que el de turroneros es el más numeroso con siete personas. Luego parece que la actividad turronera de la villa era muy importante en ese año 1741.

Los antiguos turroneros de Agramunt se dedicaban a la agricultura, cuyos beneficios eran a menudo precarios; para complementar los ingresos alternaban, en ciertas épocas del año, la agricultura o las actividades habituales, con la industria casera de elaboración de turrón. En esta tarea participaba toda la familia, si bien a medida que se iba incrementando la producción y el consumo se iban contratando personas ajenas a la familia para ayudar a la fabricación esporádica del turrón.

Existen pocos documentos que acrediten más el oficio de turronero en Agramunt y se debe principalmente a las diferentes guerras y revueltas en que la villa ha estado envuelta. Han sido destruidos o extraviados.


Lo que sí es evidente, por los  documentos que aún se conservan, que en el s. XVII ya era una de las actividades más importantes del quehacer de las gentes de Agramunt. Esta actividad siguió existiendo y se mantuvo a lo largo de los años. En el siglo XIX la gente conocía al producto como Turrón de Agramunt.

Se puede comprobar en el libro "Tratado completo y práctico de confitería y pastelería" editado en 1847 y en él se encuentra la receta de los turrones de miel o de Agramunt.

El prestigio del Turrón de Agramunt se mantuvo durante los siglos XIX y XX gracias a la presencia del producto en mercados, romerías, ferias y sobre todo a la presencia del producto en la ciudad de Barcelona durante las Navidades.

Turroneras de AgramuntDurante las fechas previas a la Navidad los turroneros de Agramunt, plantaban sus tenderetes en diferentes sitios de la Rambla barcelonesa o en portales del centro de Barcelona y vendían el producto. Había rivalidad con los turroneros de Jijona que también montaban sus puestos. Se peleaban por conseguir los mejores sitios.

Para diferenciarse de los turroneros de Jijona, los de Agramunt se vestían de payés “endomingado”. Los hombres se cubrían la cabeza con una barretina Muscat y las mujeres con un pañuelo de seda blanco.

Los turroneros de Agramunt llegaron a ser tan populares, que no solamente formaban parte de las manifestaciones folklóricas tradicionales, sino que hasta entraron en el mundo de la literatura y por la puerta grande. Este hecho se producía a partir del estreno en 1872 de la obra de teatro "La Dida" de Frederic Soler, más conocido por el pseudónimo de Serafí Pitarra. En esta obra, ambientada en 1700, la protagonista del drama es Paula, la Dida, hija de Agramunt y de oficio turronera.

En las ferias y fiestas de Agramunt la participación de los turroneros con sus puestos de venta siempre era constante. Así en 1803 se cuenta que era tal la participación que no cabían en la plaza Mayor y  ocupaban las plazas y calles colindantes.

Durante la Guerra Civil de 1936 se paralizó la actividad turronera como todas las actividades. Al finalizar la guerra se reanudó pero muy lentamente, había problemas de abastecimiento. De materias primas, sobre todo de avellanas.

En 1985 el Ayuntamiento de Agramunt inauguró el "monumento a la Tradición Turronera" en homenaje a aquellos antiguos elaboradores de turrón que hicieron que este pueblo fuera conocido por toda España y que a la vez hizo llegar la tradición hasta nuestros días.

En 1989 se celebró la I Feria del Turrón de Agramunt, con un número de visitantes elevado y los elaboradores de turrón agotaron las existencias. Actualmente esta feria se celebra a primeros de octubre de cada año, y se ha consolidado como una de las más importantes de las comarcas de Lleida.  Es un buen reclamo turístico para visitar la localidad de Agramunt.

El prestigio y reputación de los turrones de Agramunt en todo el territorio español y especialmente en Cataluña era tan importante, que la Generalitat de Cataluña creó para estos turrones un distintivo de calidad: Denominación de Calidad Turrón de Agramunt. Hoy el Turrón de Agramunt o Torró d’Agramunt tiene la denominación Indicación Geográfica Protegida por el Ministerio de Agricultura y la Unión Europea.

 


Carnet de Artesano Alimentario para el oficio de “Turronero de Agramunt”

 

En el transcurso de la cena de la XII Feria del Turrón y del Chocolate a la Piedra, el Honorable Sr. Josep Grau y Serís, consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, entregó personalmente el carnet de artesano turronero de Agramunt a nueve profesionales del sector por su actividad artesanal dedicada en exclusiva a la elaboración del Turrón de Agramunt, regulada por la ley 14/2003, de 13 de junio, de calidad agroalimentaria. Con la obtención de este carnet, es la primera vez en la historia en que Turronero de honor d'Agramuntlos turroneros de Agramunt son reconocidos como un nuevo gremio y con el oficio que les diferencia de la categoría de pastelero, categoría en la que los turroneros eran reconocidos hasta ese momento.

Los cuatro homenajeados se constituyeron como menestrales del Turrón de Agramunt, entidad que nombra al turronero de honor, y se comprometieron a seguir y hacer cumplir la normativa siguiente:

Primero. Velar por la calidad de las materias primas utilizadas para la elaboración del Turrón de Agramunt: avellanas, miel, azúcar, pan de ángel y clara de huevo.


Segundo. Velar por el mantenimiento del correcto proceso de elaboración del Turrón, consistente en:

  • Efectuar la tostada de las avellanas en su punto exacto, sacando la cascarilla y eligiendo la misma.
  • Trabajar y cocer la miel, efectuando la cocci ón y el blanqueado en un perol, removiendo con el remo. Para blanquear la miel añadirán claras de huevo bien batidas (a punto de nieve) en la proporción de una por cada libra de miel. Esta mezcla se removerá hasta obtener el punto de la cocción.
  • Mezclamos muy bien con la ayuda de un “remo” (barra de madera) las avellanas con de pasta. La masa será homogénea y sin nido dentro de la pasta, es decir, grupos de avellanas en los cuales no había entrado la miel.
  • Con un ala especial denominada “rajola”  se corta una porción de pasta de la que se sacarán pellizcos de pasta que se modelarán con la forma tradicional: redonda y plana.

Finalmente, cada unidad se pondrá en medio de dos obleas o pan de ángel.

 

 

 




 

pie