Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 




ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS DE CASTILLA Y LEÓN

PARQUE NACIONAL Y PARQUE REGIONAL DE PICOS DE EUROPA

  Localización en Google Maps Localización Direcciones de interés Este parque natural forma parte de la ruta turística:  



El Parque Nacional y el Parque Regional de Picos de Europa se encuentran situados entre Asturias, Cantabria y Castilla y León y están considerados como uno de los mayores tesoros naturales de España. Podemos llegar a él por la N-625 desde Riaño y también desde Cangas de Onís, en Asturias.


La superficie del Parque Nacional es de 64.660 hectáreas de las que 24.719 corresponden a la provincia de León, concretamente a los municipios de Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre.


Los Picos de Europa tienen tres macizos calizos bien diferenciados: el occidental o el del Cornión, el central o de los Urrieles y el oriental o de Andara. Una buena parte del occidental y el central están dentro de los límites de la Comunidad de Castilla y León.


Dentro de esta Comunidad destacan cuatro cumbres que superan los 2.500 metros de altura: Torre Cerrado (2.650 metros), El Llambrión, Torre Blanca y la Peña Santa de Castilla.


Es la mayor formación caliza de la Europa Atlántica, con simas de más de 1.000 metros. Para los montañeros que visitan el Parque Nacional de Picos de Europa existen varios refugios como el de Vegabaño y Collado Jermoso.


Han sido necesarios 300 millones de años para que los Picos de Europa tengan el aspecto actual. Han tenido que ocurrir plegamientos y glaciaciones para que se formaran las impresionantes agujas, profundas gargantas y valles llenos de frondosos bosques y exuberantes praderas. También el hombre ha tenido algo que ver pero este apareció por la zona en el Paleolítico Superior (entre 35.000 y 10.000 años de antigüedad). Eran cazadores; en el Neolítico el hombre ya empezó a domesticar animales herbívoros y comienzan a surgir los primeros pobladores de los Picos de Europa. Se asentaron en los valles donde había abundante hierba para alimentar a los animales domesticados.


Luego le siguieron los celtas, los romanos y por último los árabes que fueron derrotados por los cristianos, al mando de don Pelayo, en la famosa batalla de Covadonga. Aquí comenzó la Reconquista de la Península Ibérica por parte de los cristianos.


Durante la Edad Media se levantaron iglesias y monasterios. También se construyeron caminos aunque la zona ha estado aislada hasta el pasado siglo XX.


Durante todo este periodo la vida de las gentes ha transcurrido entre la caza y la ganadería.  En la actualidad una de las industrias más importante es la producción del famoso queso de Valdeón, con denominación Indicación Geográfica Protegida.


Actualmente la actividad más importante es el turismo rural.


Flora y fauna de los Picos de Europa.-


La vegetación de esta amplia zona en los bosques la forman los hayedos, los tejos, castaños, acebos, robles y abedules.


De la fauna son el oso y el urogallo las especies más representativas, si bien hay otras especies muy abundantes como el lobo, tejón, rebeco, corzo, nutria, águila perdicera, alimoche, águila real, buitre leonado, quebrantahuesos y búho real.


La Ruta del Cares.-


En los valles leoneses de Valdeón y Sajambre, los ríos Sella y Cares han formado unos espectaculares tajos que ofrecen unos paisajes espectaculares. La Garganta del Cares, conocida como la Garganta Divina del Cares, es uno de los lugares de mayor interés paisajístico de la Península Ibérica. El mejor modo de conocer estos maravillosos paisajes y lugares es caminar y el punto de partida, desde la vertiente leonesa, es la localidad de Posada de Valdeón. El caminante seguirá la ruta que transcurre paralela al río Cares. Al comienzo el viajero cruzará bosques de tilos, robles y avellanos, donde encuentran refugio corzos, gamos, jabalíes, martas, armiños, comadrejas y erizos. Llegará a la pequeña localidad de Caín. Aquí también se puede comenzar la popular Ruta del Cares. El viajero quedará impresionado por el paisaje que rodea este pueblecito leonés. Aquí el viajero entrará al desfiladero propiamente dicho. Es un lugar muy angosto, con pasadizos tallados en la propia roca y puentes para salvar los precipicios. El final del recorrido se encuentra en Puente Poncebos, en la Comunidad de Asturias.


En la zona más estrecha de la garganta, poniendo un poco de atención, el viajero puede observar la avifauna  de la alta montaña: el águila real, buitres leonados, alimoche, búho real y el halcón peregrino.


Todo comenzó el 22 de julio de 1918 con la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, primer Parque Nacional de España y uno de los primeros del mundo. Este antiguo parque fue ampliado el 30 de mayo de 1995 y pasó a llamarse Parque Nacional de los Picos de Europa. También está declarado Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).


En el año 2003 la UNESCO declara a los Picos de Europa Reserva de la Biosfera.


En el año 1994 se amplió la superficie (120.639 hectáreas) y fue declarado Parque Regional. Abarca los términos municipales de: Puebla de Lillo, Reyero, Boñar, Crémenes, Prioro, Boca de Huérgano, Riaño, Burón, Acebedo, Maraña, Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre. El Parque Nacional de los Picos de Europa se encuentra en los dos últimos municipios.


Hay una oficina de información en Posada de Valdeón. El visitante puede ver una exposición permanente, un audiovisual e información sobre los Picos de Europa.

 




 

Buscar en Cerespain.com

pie