Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 

Elaboración de los QUESOS y MANTEQUILLA de España

Razas de GANADO VACUNO o BOVINO de España

Raza PARDA ALPINA


Las vacas de raza Parda Alpina tienen su origen en los Alpes suizos. Es una raza que se introdujo en España, concretamente en la provincia de León a comienzos del s. XX. Pronto se vio que daba excelentes resultados tanto en la producción de leche como en la capacidad reproductiva.

Hay dos tipos de Pardo Alpina. Una es conocida como Parda Alpina suiza, muy lechera, y la Pardo Alpina original, que es una raza mixta de carne y leche. Esta última es la que se introdujo en la provincia de León y posteriormente se extendió también a Palencia, Asturias y Cantabria.

En la provincia de León es conocida como “Parda de Montaña”.

La vaca de raza Parda Alpina debe su nombre al color de su capa y a su origen geográfico.

Esta raza resulta interesante para los ganaderos por la calidad de sus ubres y de sus patas. Además, está extendida a nivel mundial por su longevidad, capacidad de adaptación, fertilidad y aptitudes para pastar. Posee una importante producción de proteína de calidad y soporta condiciones difíciles de manejo. Otra virtud de la parda alpina es su facilidad en el ordeño, cualidad que es apreciada a nivel global.

La cabeza es de tamaño medio, proporcionada, expresiva y con perfil frontonasal recto. Orejas horizontales, grandes y con abundante pilosidad blanca en su cara interior. Mandíbula potente, morro ancho con amplios ollares. Cuernos de sección circular, blancos con el extremo negro y con nacimiento en prolongación con la línea de la nuca. Ojos grandes, poco destacados y de mirada apacible. Los machos pueden presentar tupé.

El cuello es  fuerte, de mediana longitud y musculado, más compacto en los machos. El borde superior es recto en la hembra y destacado en los machos, que presenta un morrillo bien marcado. Papada escasa y con pocos pliegues. Buena inserción en espalda y cruz, sin angulosidades aparentes.

La espalda es larga, ancha, musculada, oblicua y con buena inserción al costillar. Dorso y lomo rectos, anchos y en línea con la grupa. Pecho amplio, mucho más potente en los machos, y con poca papada. Tórax amplio y profundo, con costillares bien arqueados. Vientre voluminoso en las hembras, siendo en los toros más recogido.

Grupa de gran desarrollo, ancha, ligeramente inclinada. Muslos desarrollados y musculosos, más voluminosos y convexos en los toros. Nalgas musculosas, llenas y descendidas, tendiendo a la convexidad.

La capa es de color pardo uniforme, presentado degradaciones en zona inguinal, cara interna de las extremidades y orla blanca en torno al morro. Ambos sexos pueden presentar degradación a lo largo de la línea dorso lumbar, más acentuado en los machos. El color pardo oscila desde el claro al oscuro discreto, aunque con preferencia hacia capa claras. Los machos suelen ser más oscuros. Pezuñas y mucosas negras, aunque presenta testículos, ubre y borde externo de la zona vulva-anal despigmentados. Piel robusta y elástica. Pelo fino y denso. Pueden presentarse animales algo rizados. Al nacimiento, el ternero presenta coloración blanquecina o rubia clara.


 



 

pie