Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 

Gastronomía de las Comunidades Autónomas de España

Platos típicos vascos

Recetas del País Vasco/Euskadi:
PIMIENTOS DE GERNIKA Y BACALAO FRITO

 
Ingredientes de los PIMIENTOS DE GERNIKA Y BACALAO FRITO


1/2 kg de pimientos verdes de la Denominación de Origen Pimiento de Gernika
4 cebollas cortadas en finas tiras
5 dientes de ajo de la IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras
4 lomos gruesos de bacalao desalado
Una pizca de harina
Aceite de Oliva Virgen Extra con Denominación de Origen
Sal

 

Preparación de los PIMIENTOS DE GERNIKA Y BACALAO FRITO


Lo primero que tenemos que hacer es desalar los lomos de bacalao. Para ello lo tenemos en agua durante 36 horas y siempre en el frigorífico. Cambiamos de agua cada 8 horas.

Ponemos al fuego una olla con aceite de oliva virgen extra y pochamos una cebolla cortada en juliana. Acaramelizamos la cebolla con un poco de sal, para ello ponemos la olla a fuego fuerte durante 10 minutos, dándole vueltas para que la cebolla se poche por todos los lados. A continuación bajamos el fuego y lo tenemos pochando durante una hora con la olla tapada hasta que se reduzca y se caramelice o se haga una mermelada de cebolla.

Los pimientos de Gernika los lavamos bien y los secamos con un paño. Reservamos.

En una sartén ponemos aceite de oliva virgen extra y freímos los dientes de ajo.

Los lomos de bacalao los pasamos por harina y quitamos la que sobra y freímos los lomos en el aceite donde hemos freído los ajos. El aceite tiene que estar muy caliente pero que no suelte humo. Freímos los lomos primero por el lado que no tiene piel. Es mejor que la piel no toque el fondo de la sartén porque se suele pegar. Doramos los lomos que se fríen rápido. Los vamos sacando y los colocamos encima de la cebolla confitada que previamente hemos puesto en el fondo, como si fuera una cama de una bonita fuente. También ponemos los ajos que hemos frito junto con el bacalao.

Para freír los pimientos de Gernika hay que quitarles el rabo con una tijera para que no coja el pimiento el gusto herbáceo y el comensal se los pueda comer enteros. Ponemos una olla con abundante aceite de oliva virgen extra de tal forma que cuando echemos los pimientos a freir queden flotando. La mejor forma de freírlos es echarlos sobre el aceite que tiene que estar muy caliente. Los tenemos 20 segundos y los sacamos y los ponemos encima de un plato con papel absorbente. Les salamos con un poco de sal gorda y los colocamos encima del bacalao frito.

 

 




 

Buscar en Cerespain.com

pie