Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 

Gastronomía de las Comunidades Autónomas de España

Platos típicos extremeños

Recetas de Extremadura: MIGAS EXTREMEÑAS


Migas extremeñas

 

Ingredientes de las MIGAS EXTREMEÑAS

 

2 panes candeales de medio kg. o pan del día anterior
200 gr. de panceta de cerdo
200 gr. de chorizo fresco picante o chistorra
200 gr. de salchichas frescas
3 pimientos verdes o rojos
7 dientes de ajo de la IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras
Pimentón de la Denominaciones de Origen Pimentón de la Vera
Aceite de Oliva Virgen Extra con Denominación de Origen
Sal

 

Preparación de las MIGAS EXTREMEÑAS

El día anterior se corta el pan (algo duro) en rebanadas y después en cuadraditos. En algunas panaderías se vende ya cortado para hacer las migas. En un recipiente ponemos agua y le echamos un poco de sal y pimentón y salpicamos el pan, con cuidado de no mojarlo demasiado. Tapamos con un paño y dejamos reposar hasta el día siguiente.

 

Cortamos la panceta y, según nuestro gusto, le quitamos la corteza o no, seguimos cortando en rodajas más o menos finas el chorizo o la chistorra y las salchichas; los pimientos los cortamos en tiras (quitándole las semillas) y los ajos los estrujamos un poco dándoles un golge encima.

 

En una cazuela grande de barro -sirve también una sartén amplia- echamos aceite de oliva -recomendamos las Denominaciones de Origen de Gata-Hurdes o Aceite Monterrubio y freimos los pimientos; los sacamos bien escurridos de aceite y los reservamos en un plato. A continuación y por este orden vamos friendo y sacando para el plato los siguientes ingredientes: la panceta, la chistorra o el chorizo y la salchicha, que suele soltar mucha agua. Por último añadimos a la sartén los ajos y los freímos, sin quemarlos. Iremos echando sal a cada producto, con cuidado de no salarlos.

Ya tenemos todo frito y en la cazuela nos quedará abundante grasa, la que han ido soltando los diversos ingredientes, retiramos, dejaremos una poca.


A continuación echamos las migas a la cazuela y le damos vueltas para que el pan se impregne de la grasa, si vemos que quedan secas le vamos añadiendo de la que hemos reservado. Hay que tener cuidado y no dejar las migas muy pringadas de grasa. Seguidamente le añadimos todos los ingredientes que tenemos en el plato. Algunas personas prefieren no mezclarlos y llevan las migas a la cazuela y los ingredientes fritos en otra fuente aparte. Así cada uno puede comerlas juntas o por separado.

Una sugerencia: los huevos fritos con migas es un plato riquísimo aunque un poco fuerte... pero una tentación para las personas que disfrutan comiendo. El vino tinto con Denominación de Origen es fundamental para acompañar este plato. Recomendamos el de Ribera del Guadiana o el de Bierzo de la variedad mencía.

 

 




 

Buscar en Cerespain.com

pie