Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 

Gastronomía de las Comunidades Autónomas de España

Platos típicos castellanos

Recetas de Castilla y León: COCHINILLO SEGOVIANO


Cochinillo segoviano

 

Ingredientes del COCHINILLO SEGOVIANO (6 personas)


Un cochinillo de unos 3 kgs
100 grs. de manteca blanca de cerdo
5 dientes de ajo de la I.G.P. Ajo Morado de las Pedroñeras
250 c.c. de vino blanco
Laurel
Sal

 

Preparación del COCHINILLO SEGOVIANO


El cochinillo es un plato típico de la prov
incia de Segovia... que cualquiera en su casa puede preparar.


Dependiendo de los comensales ponemos un cochinillo entero o la mitad. Se compra ya limpio y preparado para meter en el horno.

También se puede sustituir la manteca de cerdo por aceite de oliva virgen extra con Denominación de Origen. Aunque recomendamos la manteca blanca de cerdo, le da un gusto exquisito.

Primeramente machacamos bien los ajos, con un poquito de sal, y mezclamos bien con la manteca de cerdo. Salamos el cochinillo por todas partes y a continuación embadurnamos (con la mano) bien el cochinillo con la mezcla de ajos y manteca.

En una fuente (o la bandeja del horno) suficientemente grande para que quepa el cochinillo, ponemos hojas de laurel. Colocamos el cochinillo en la fuente, panza arriba. Añadimos el vino blanco y un poquito de agua. Metemos todo en el horno que previamente hemos calentada durante 10 minutos. Mantenemos todo metido en el horno durante una hora a 200º. Cada poco vamos rociando el cochinillo con los jugos que vaya soltando, como consecuencia de la cocción.

A la hora le damos la vuelta al cochinillo y lo metemos otra vez al horno durante una hora y media como mínimo. Seguimos rociándolo cada poco con el jugo que suelta y si éste no es suficiente, añadimos agua. No es bueno que se quede seco. Es conveniente que pinchemos con un tenedor la piel del cochinillo para que no se formen bolsas de aire.


Finalizado este tiempo se puede interrupir el proceso hasta un máximo de 48 horas.


El proceso se complementara durante otros 30 min. de horno. Hay que estar pendientes por si hay que proteger alguna parte -orejas, patas y rabo- se quema. Una vez que la piel se ponga dorada y crujiente se considera que el cochinillo está asado, si no es así se le dejará hasta que alcance el aspecto anteriormente comentado.

Se sirve en la mesa caliente, en la misma fuente y troceado. El vino perfecto para acompañar este plato es un tinto de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

 

 




 

Buscar en Cerespain.com

pie