Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 



Direcciones de interés Denominaciones de Origen QUESOS de España

Descripción | Vínculos | Reglamento | Empresas | Municipios | Localización
Vínculos del producto de la Denominación de Origen de:


La zona geográfica, tanto de producción de la leche como de elaboración de la Torta del Casar, se sitúa en la provincia de Cáceres (España), en la Comunidad Autónoma de Extremadura, y dentro de las comarcas de Los Llanos de Cáceres, Sierra de Fuentes y Montánchez, ocupando la zona centro-sur de dicha provincia, con una superficie aproximada de 400.000 ha.


Rebaño de ovejas merinasLa Torta del Casar es un queso que ha estado asociado desde siempre a las llanuras centrales de Extremadura, por cuyas tierras pastan los rebaños de ovejas merinas y entrefinas. Estas razas, de gran rusticidad y capacidad de adaptación a entornos naturales extremos, se aclimatan perfectamente a estas tierras extremeñas, se alimentan de forma natural gracias a que aprovechan los nutritivos pastos que generan estos suelos poco profundos.


Los sistemas productivos vinculados al territorio y a sus condiciones agroclimáticas se basan en el pastoreo extensivo y semi-extensivo con suplementación alimentaria cuando es precisa a base de forrajes y piensos naturales. Estos sistemas productivos fuertemente enraizados en estas comarcas también contribuyen al mantenimiento del ecosistema.


Orografía.- La zona de producción de la D.O. Torta del Casar se extiende al norte de la Sierra de San Pedro, límite con la provincia de Badajoz, y los ríos Magasca y Almonte al este y río Tajo al norte. La zona geográfica forma una planicie esteparia surcada de noroeste a sudeste por la Sierra de Fuentes, con alturas comprendidas entre los 250 y los 450 metros.


Suelos.- Los suelos son arenosos, franco arenosos, o arcillosos, de poca fertilidad y escaso espesor, originados por descomposición del subsuelo granítico, con frecuentes afloramientos rocosos, formando los llamados berrocales o barruecos, como el conocido de Malpartida de Cáceres. Los espacios aptos para el cultivo son escasos y la mayoría de la superficie se dedica al pastoreo de ovino.


Clima.- El clima es continental con veranos largos y calurosos e inviernos suaves y cortos, con una temperatura media anual entre 15°-18° C, pudiéndose superar los 40°C en verano. Las lluvias, situadas entre los 300 y los 500 mm, son irregulares y se concentran en la primavera y el otoño.


Hidrografía.- Además de los cauces fluviales de los ríos Magasca, Almonte y Tajo, existen otros como El Solar y Ayuela, afluentes del río Tajo, y el Guadiola, afluente del Almonte.


La flora está constituida fundamentalmente de plantas herbáceas, con especias gramíneas, leguminosas, de gran valor nutritivo pero de poco desarrollo. En las zonas altas podemos encontrar encinas, chaparros y alcornoques.


Orígenes e historia de la Torta del Casar.-


Tortas del CasarLas comarcas que componen la zona de demarcación geográfica de la D.O.P. Torta del Casar han estado vinculadas desde hace siglos a las prácticas de la trashumancia y el pastoreo, actividades íntimamente relacionadas entre sí y a estas tierras extremeñas, debido a la orografía, clima y suelos, factores que han obligado a aprovechar al máximo cualquier recurso a fin de sustentar las economías.


Las primitivas vías migratorias fueron transformadas en caminos de penetración de diversas culturas (fenicia, romana, árabe, etc.) para, posteriormente, ser reguladas como caminos (cañadas) de obligado uso para rebaños, como se detalla en el Fuero Juzgo (693) y en las normas que rigen al Honrado Concejo de la Mesta (1273), que establece una medida de 90 varas castellanas (75,2 m.) para la Cañada Real. La presencia de rebaños establecidos es en ésta época un hecho constatado, ya que conocemos mediante documento escrito que en 1291, mediante Privilegio Real establecido por el Rey Sancho IV, se otorga a la aldea del Casar una tierra adehesada de media legua de extensión, alrededor de la entonces importante aldea del Concejo de Cáceres. Se trataba en definitiva de una concesión para que los ganaderos pudieran llevar libremente a pastar a sus ganados sin tener que pagar los derechos que exigían los nobles afincados en Cáceres y propietarios de las tierras.


Así mismo se conoce que ya en esta época la Torta del Casar era utilizada como moneda de pago, aunque no es hasta 1791 cuando Gregorio Sánchez de Dios recoge en la obra "Interrogatorios de la Real Audiencia. Extremadura al final de los tiempos modernos. Partido Judicial de Cáceres", deja constancia escrita de la existencia tanto del queso, que pagaba diezmos, como de las cabezas de ganado lanar que lo producen.


(Imágenes cedidas por el Consejo Regulador de la DOP Torta del Casar)

 




 

pie