Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 

HORTALIZAS Y PRODUCTOS DE LA HUERTA de España

Productos con Denominación de Origen e I.G.P. de España

Proceso de cultivo de los Pimientos de La Vera


Las variedades de pimientos utilizadas para la elaboración del pimentón amparado por la Denominación de Origen Protegida Pimentón de La Vera son: Jaranda, Jariza, Jeromín, y la variedad Bola.


La calidad como materia colorante, está en función del contenido en pigmentos carotenoides rojos, y especialmente capsanteno y capsorrubeno, específicos del pimiento.


El semillero.- La mayoría de los productores tiene sus propios semilleros. Hay dos tipos de semilleros: el tradicional o convencional y el de bandeja flotante. Estos semilleros están controlados por el Consejo Regulador de la D.O.P. Pimentón de La Vera.


El semillero tradicional: las semillas son sembradas en bandas de terreno y protegidas por una gasa. Esta protege las semillas de los pájaros, el viento y el frio. Una vez que nacen las plantas se retira la gasa y con la ayuda de unos arquillos y una lámina de plástico se hace un pequeño túnel (invernadero) que garantice unas condiciones medioambientales para  el crecimiento de las plantas. Estas permanecen bajo el túnel hasta el momento de ser trasplantadas al terreno de asiento definitivo. Es importante asegurar la buena ventilación del semillero y el riego. A este tipo de planta se le denomina de raíz desnuda.


Semillero de bandeja flotante: las semillas se disponen en unas bandejas de poliestireno expandido con alvéolos troncopiramidales. El sustrato generalmente empleado es una mezcla de turba negra y rubia y una cubierta de vermiculita.


Las bandejas, una vez sembradas, se disponen sobre una lámina de agua, contenida en una banqueta de cemento, construida a tal fin en el suelo, en la que se disuelven los fertilizantes necesarios para el crecimiento y desarrollo de la planta. Las bandejas se protegen por un pequeño túnel de plástico que garantizan las condiciones ideales para su germinación y crecimiento. Estas plantas son con cepellón.


El semillero se inicia en el mes de marzo y permanece hasta mayo que es cuando la planta se trasplanta a los terrenos de asiento. Unos 60 días. Las plantas son seleccionas por el agricultor una a una.


Preparación del terreno de asiento, plantación y labores de cultivo de las plantas de pimiento.- Se levanta el terreno del cultivo anterior con la ayuda del arado de vertedera. Con ello conseguimos remover el terreno y enterrar las plantas que hubiera.


A continuación se pasa el cultivador a unos 30 cm de profundidad para romper las capas de suelo endurecidas y así facilitar el crecimiento de las raíces y una buena percolación del agua.


Se suele hacer varias pasadas de cultivador o grada para dejar el suelo bien mullido y esponjoso. Se suele aprovechar estas labores para añadir al terreno abonado de fondo.


El trasplante de la planta de pimiento.- Una vez preparado el terreno se procederá a plantar las plantas de pimiento que tenemos preparadas en los semilleros. Esta etapa tiene lugar a partir del 1 de mayo cuando ya no hay peligro de heladas y suele durar hasta el 10 de junio. Las plantas en el momento del trasplante suelen tener una altura de 15 a 20 centímetros.


La plantación se realiza a mano o con la ayuda de trasplantadoras mecánicas. Hoy en día se utilizan las trasplantadoras para ahorrar tiempo y esfuerzo. La distancia entre las plantas es de 20 cm y 90 cm entre las líneas. Lo que equivale unas 40.000 plantas por hectárea.


Inmediatamente después de esta operación conviene dar un abundante riego para que la planta quede fija y tenga un buen arraigo.


El riego de las plantas de pimiento.- Las plantas son muy sensibles a los problemas derivados del encharcamiento del suelo, por lo que hay que tener cuidado con los aportes de agua. Hay tres  métodos de riego en las plantaciones de pimientos: por gravedad, por aspersión y por goteo. El agua tiene que ser de calidad y está prohibida la utilización de aguas residuales. Para que no haya encharcamiento de agua es importante tener el terreno bien nivelado. Los pimientos reciben de media un riego por semana.


La recolección de los pimientos, una vez maduros, se realiza manualmente ya que no hay máquinas cosechadoras que produzcan resultados satisfactorios. La recolección se inicia normalmente a mediados de septiembre y se prolonga hasta finales de octubre. El momento de la recolección del pimiento es muy importante ya que hay que tener en cuenta el grado de maduración de los frutos para conseguir un mejor secado con la mejor coloración posible.


Los frutos cosechados se van introduciendo en sacos y trasportados a los secaderos de la explotación. Allí son sometidos al proceso de deshidratación propio de estas tierras.

 


 




 

Buscar en Cerespain.com

pie