Buscador de alojamientos  
 
  RUTAS TURÍSTICAS POR ESPAÑA MUNICIPIOS Y AYUNTAMIENTOS DE ESPAÑA ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS FERIAS, CONGRESOS Y FESTIVALES DE ESPAÑA FERIAS Y CONGRESOS DE ESPAÑA

Koinecommerce tienda online

 
 



Direcciones de interés Indicaciones Geográficas Protegidas EMBUTIDOS de España

Descripción | Vínculos | Reglamento | Empresas | Municipios | Localización
Descripción del producto de la denominación I. G. P.:

El Chosco de Tineo es un producto cárnico elaborado con cortes selectos de carne de porcino, de la cabecera del lomo (mínimo 80%) y la lengua (mínimo 15%), adobados con sal, pimentón y ajo, embutido en el ciego –tripa- de cerdo, ahumado y crudo-curado.

Chosco de TineoPor el aislamiento de los vecinos en la época invernal, se requiere una forma especial de conservación que en un ambiente con un alto contenido en humedad como el de esta zona asturiana, han hecho que se desarrollen sistemas como el ahumado para el que se utilizaba la leña de tojo, arbusto muy abundante y que permitía el ahorro de otras maderas también autóctonas, que se fueron utilizando progresivamente a medida que su importancia para otros fines se iba relegando, y que se siguen utilizando en la actualidad.

Es un ahumado ligero, que se completa con el secado en el hórreo al final del invierno. En este proceso del secado, hay que mencionar la relevancia que han tenido los “vaqueiros de alzada” moradores de ciertos pueblos de la zona, que viven comúnmente de la cría de ganado vacuno y se desplazan con sus familias y ganados -incluyendo los cerdos- a la alta montaña, de abril a octubre. En esos viajes, también llevaban el chosco que ellos utilizaban como vianda típica de las brañas, donde tenía lugar un acabado especial por el secado a una altitud superior.

Entre las actividades de los vaqueiros y los arrieros de Asturias, estaba también la producción de pimentón, que introdujeron en la elaboración del chosco.

Características físicas y organolépticas de los Choscos de Tineo:

  • Forma y aspecto exterior: definida por la forma de la tripa –ciego- con una forma redondeada e irregular de color rojizo.
  • Peso: entre 0,5 kg. y 2 kg.
  • Consistencia: firme.
  • Coloración: color característico rojizo más o menos intenso, dependiendo de la carne utilizada y la concentración del pimentón.
  • Aspecto al corte: Se visualizan con nitidez las distintas piezas de carne utilizadas.
  • Aroma y sabor característico de embutido adobado y ahumado, pudiendo ser más o menos intenso en función de los días de ahumado y el tipo de maderas utilizadas.
  • Textura: jugosa.
  • Humedad: mínimo del 40 %.
  • Relación grasa/extracto seco menor del 35 %.
  • Relación proteína/extracto seco mayor del 50 %.

Los choscos que no reúnen las condiciones exigidas, especialmente en cuanto a color, aroma y sabor, no podrán ser amparados por la Indicación Geográfica Protegida Chosco de Tineo.

Actualmente, entre los productos obtenidos en las matanzas de cerdo, la elaboración del chosco está entre las costumbres más arraigadas en la zona de Tineo, que ha pasado de generación en generación, conservando sus procedimientos artesanos tradicionales y gozando de una gran reputación. La prensa regional, cada año, se hace eco de los festivales y jornadas gastronómicas en las que el Chosco de Tineo es el protagonista.

Las industrias elaboradoras reproducen en sus aspectos básicos el procedimiento de elaboración usado en las matanzas tradicionales de la zona vaqueira. Periódicamente se realizan sobre el producto estudios analíticos para comprobar que las características físicas y organolépticas a las que debe su prestigio, se siguen manteniendo.

Actualmente, el Chosco de Tineo, ha pasado a ser un alimento cotidiano, que no falta en la carta de ningún restaurante de la zona, aunque en el ámbito rural se sigue reservando para esos acontecimientos de especial relevancia. No hay “espicha” o merienda, que no tenga al chosco, como protagonista.

Los choscos amparados por la Indicación Geográfica Protegida Chosco de Tineo, con destino al consumo, estarán identificados con una contraetiqueta numerada, que será aprobada, controlada y suministrada por el Consejo Regulador.


El Chosco de Tineo se comercializa cocido -listo para consumir- y sin cocer. La tradición dice que el chosco se debe de comer en rodajas más bien gorditas y acompañado de patadas blancas cocidas. Cada día más el chosco se consume como fiambre, sobre todo en hostelería.


Por último, decir que es un embutido muy peculiar y muy desconocido fuera de su zona de producción y elaboración. Animamos desde aquí a descubrir este producto asturiano que seguro le sorprenderá.

 




 

pie